Desde que se anunció la segunda temporada de Perdona nuestros pecados, lo más  esperado ha sido el terremoto de 1960, el más grande del cual se tiene registro a nivel mundial.

Este hecho será determinante en esta nueva temporada ya que muchos conflictos se desencadenarán a partir de este devastador terremoto que implicará la reconstrucción de Villa Ruiseñor.

Si bien lo que se verá esta semana son solo algunos minutos de terremoto, el proceso para recrear la catástrfeo implicó meses de trabajo para que se viera lo más real posible.

El pueblo se viene abajo, y eso para los televidentes será de alto impacto. Y para nosotros también lo fue, porque paramos todo ese pueblo con mucho esfuerzo y cariño. A mí me dio harta pena verlo así, con la cúpula de la iglesia en el suelo”, dijo el director de la ficción Nicolás Alemparte a La Tercera.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here